Imatge o vídeo destacat
cie 21-22

Denunciamos la mala gestión de un brote de COVID dentro del CIE de la Zona Franca

Migra Studium, Irídia, SOS Racismo y Tanquem els CIE hemos dirigido una queja ante el juzgado de control del CIE denunciando la situación de urgencia sanitaria que se vive dentro del Centro de Internamiento de Extranjeros de la Zona Franca, y pidiendo medidas efectivas para garantizar la atención adecuada a las personas internas.

Tenemos conocimiento de un brote de contagios en el CIE de Zona Franca, que ya alcanza, al menos, a 23 contagiados. Estas personas están aisladas del resto de internos pero compartiendo celdas. La tensión acumulada dentro del CIE se ha incrementado y aumentado la conflictividad: hay internos en huelga de hambre y un interno ha manifestado ideas suicidas. La respuesta a esta inquietud creciente ha sido la presencia de agentes antidisturbios dentro del CIE, con el agravante de utilizar armas con gas lacrimógeno dentro del centro.

A esto se añaden las quejas recurrentes de los internos respecto a las comidas frías y de mala calidad y al agua fría en las duchas.

Tal y como hemos denunciado desde el inicio de la pandemia, el CIE no reúne las condiciones para hacer frente a un brote de COVID, tal y como ya manifestó la Agencia de Salud Pública de Barcelona y el propio Servicio Sanitario del centro.

Por otra parte, en el CIE de Barcelona (a diferencia de otros CIE del Estado) se han suspendido o restringido las visitas a los internos, tanto de abogadas como de ONG y familiares de los internos.

Fruto de denuncias anteriores, los juzgados de control decretaron el establecimiento de visitas. Pero las condiciones impuestas por la dirección del centro, previo requisito de instancia por parte de la persona interna, han entorpecido gravemente el funcionamiento de las visitas y han vulnerado los derechos de las personas internas.

 

Por eso pedimos:

  • que los juzgados de control y la fiscalía de extranjería realicen visitas de inspección sorpresivas que incluyan entrevistas confidenciales y aleatorias a los internos.
  • que se requiera el actual protocolo de actuación sanitaria del CIE, sobre gestión de contagios y cuarentenas
  • que se acuerde que las personas que deben cumplir cuarentena y aislamiento sean trasladadas a un lugar adecuado, fuera del CIE.
  • que se requiera el registro y las historias clínicas de los internos que han dado positivo en COVID, a fin de que un médico forense pueda valorar si se han tomado las medidas adecuadas.
  • que se requiera informe del CIE sobre la necesidad, utilidad y proporcionalidad de la presencia de agentes antidisturbios en el recinto del CIE, así como de la disponibilidad y el uso eventual de gas lacrimógeno.
  • que se requiera el protocolo sobre autolisis y antisuicidio del CIE, y su aplicación a los internos durante el mes de enero.
  • que se requiera el protocolo médico vigente sobre atención a personas en huelga de hambre.
  • y que se dicte una resolución que obligue al CIE a autorizar la entrada y visita de intérpretes y voluntarios de ONG, familiares y abogadas a demanda o con simple aceptación por parte de la persona interna.