Denunciamos al CIE de la Zona Franca de Barcelona por falta de ventilación y condiciones insalubres

Denunciamos al CIE de la Zona Franca de Barcelona por falta de ventilación y condiciones insalubres

MIGRA STUDIUM Y IRÍDIA DENUNCIAN LA FALTA  DE VENTILACIÓN Y LAS CONDICIONES INSALUBRES EN EL CIE

Hoy 31 de Julio las entidades hemos presentado un escrito conjunto de queja en el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona poniendo de manifiesto las malas condiciones de internamiento que sufren los internos en verano.

Los días 23 y 29 de Julio grupos de 30 y 26 internos respectivamente ya se han quejado a la dirección del CIE por la falta de ventilación y de refrigeración, tanto en las celdas de los internos como en los espacios comunes, los locutorios de visitas y otros espacios compartidos con los funcionarios del CNP a cargo del centro y las vistas al CIE. También denuncian los internos la falta de agua corriente en los patios y la dificultad para acceder a los lavabos.

Fruto de las visitas de voluntarias de Migra Studium a internos del CIE, hemos constatado que las elevadas temperaturas que está sufriendo el país durante el verano están condicionando significativamente las condiciones de vida dentro del CIE, empeorando la situación de privación de libertad que sufren los internos, las condiciones de trabajo de los funcionarios que allí trabajan y las condiciones de los visitantes, familiares y voluntarios que ingresan.

Concretamente, los internos en sus escritos de queja dicen “[...] las condiciones de las celdas y la falta de ventilación en las celdas [provocan] que se presenta queja al Director pidiendo la posibilidad de abrir ventanas o aumentar/poner el aire acondicionado. La queja fue firmada por 30 internos. La dirección manifestó la imposibilidad de solucionarlo. La situación se ha ido agravando y el 24 de julio se inicia una protesta de los internos negándose a subir a las celdas y a comer. La huelga ha durado 4 días y las condiciones no se han mejorado. También informar que esta situación de calor genera malestar y situaciones de conflictividad entre los internos.”

“Solicito entrevistar con el director por segunda vez para que arregle el aire acondicionado o abrir las ventanas de las habitaciones, porque estamos dentro [como] una sauna, y estamos enfermos de tanto calor. Tampoco hay agua ni lavabo en el patio”.

No es solo vox pupuli que este verano está registrando más olas de calor y más duraderas que en el pasado. La  Agencia Estatal de Meteorologia el pasado mes de Junio ya había previsto un verano inusualmente caluroso[1].

Mientras tanto, las ventanas de las celdas del CIE tienen una barra de hierro soldada por delante que impide que se abran o en algunos casos solo permite una apertura de un centímetro escaso.

Los internos explican que durante las noches resulta imposible conciliar el sueño y la irascibilidad y agresividad dentro de las celdas son exasperantes.

Los internos mencionan repetidamente que dentro de las instalaciones donde ellos pueden acceder no hay sistemas de refrigeración en funcionamiento.

Como el patio es el lugar más ventilado, muchos días los internos se niegan a subir a las habitaciones al mediodía después de comer, lo que ocasiona siuaciones de tensión con los funcionarios y entre los propios internos.

En reiteradas ocasiones, las voluntarias de Migra Studium han tenido que terminar anticipadamente las visitas por el calor en los locutorios: voluntarias e internos transpiran hasta gotear de sudor de tal forma que a las voluntarias les costaba prestar la atención que merecían los internos.

Agentes del CNP han manifestado a las voluntarias sus excusas por las altas temperaturas dentro del CIE, alegando que los aparatos de aire acondicionado están estropeados.

Las reglas 13 y 14 de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el trato de personas privadas de libertad, llamadas “Reglas Nelson Mandela”, adoptadas por la Asamblea de Naciones Unidas el 17 de Diciembre de 2015[2] establecen los estándares mínimos para las condiciones materiales de internamiento:

“Regla 13. Los locales para alojar a las personas privadas de libertad, y especialmente los dormitorios, deberán cumplir todas las normas de higiene particularmente respecto a las condiciones climáticas y, en concreto, al volumen de aire, la superficie mínima, la iluminación, la calefacción y la ventilación

Regla 14. En todo local donde tengan que vivir o trabajar personas privadas de libertad:

a) las ventanas serán suficientemente grandes para que puedan leer o trabajar con luz natural y estarán construidas de manera que permita entrar aire fresco, haya o no ventilación artificial”.

Igualmente, hace pocos días trascendió a los medios de comunicación la noticia de que el CIE de Sangonera (Murcia) ha estado clausurado por decisión del juzgado de instrucción num. 9 de Murcia, en funciones de control del CIE, por la falta de sistemas de refrigeración y la  imposibilidad de abrir las ventanas, que se encuentran soldadas[3].

Por esto, las entidades firmantes MIGRA STUDIUM y IRÍDIA instamos la intervención judicial efectiva y pedimos:

1. Una visita urgente de inspección al CIE.

2. Las medidas adecuadas y necesarias para garantizar:

a. Adecuada ventilación, entrada de aire fresco y apertura de las ventanas de las celdas.

b. Adecuada ventilación y refrigeración de las zonas comunes, salas de espera, locutorios de visita, del CIE.

c. Adecuado acceso a agua corriente en el patio (una fuente) y/o a los lavabos del patio.

Como medida cautelar, durante el tiempo en que se verifican los extremos puestos en la queja, pedimos el cierre de los espacios, celdas, espacios comunes, patios, del CIE que no reúnan los estándares mínimos de salubridad, ventilación, refrigeración y climatización exigidos por el respeto a los derechos de las personas que allí viven y trabajan. También planteamos la posibilidad de la clausura temporal del CIE de la Zona Franca, durante el tiempo necesario hasta el efectivo cumplimento de los estándares mínimos.

Todo esto no obsta que, como siempre en nuestra relación con el CIE, nuestro horizonte solo comtempla un futuro sin CIE, donde todos estos dispositivos contra las personas migrantes hayan definitivamente desaparecido.

 

Barcelona, 31 de Julio de 2019

 
 
Josetxo Ordóñez (abogado Migra Studium): josetxoordonez@migrastudium.org - 664 23 05 69
Pau Vidal (Coordinador Proyecto CIE Migra Studium): pauvidal@migrastudium.org - 618 28 09 94
Andrés García (Irídia): andres.gberrio@iridia.cat - 638 33 63 83

 


[1] Informe de l’AEMET sobre la ola de calor del mes de Junio y crisis climática: https://aemetblog.es/2019/07/02/analisis-de-la-ola-de-calor-de-junio-de-2019-en-un-contexto-de-crisis-climatica/

[2] Accesibles en https://www.refworld.org/docid/5698a3a44.html

[3] https://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/cierran-forma-provisional-20190726132741-nt.html

Notícies relacionades