4 Lunas: diálogo en tiempo de Ramadán (I)

4 Lunas: diálogo en tiempo de Ramadán (I)

Alicia Guidonet (Responsable de l'Espai Interreligiós de Migra Studium).  El pasado día 17 de mayo, Casa Turca de Barcelona y la Fundación Migra Studium iniciaron un nuevo proyecto en común: “Cuatro Lunas: diálogos en tiempo de Ramadán”, con el objetivo de dar a conocer el mes de ayuno que practica la comunidad musulmana, y de abrir espacios de diálogo en torno a este tiempo sagrado. La primera actividad consistió en una mesa redonda que trató el tema del ayuno y la oración en diferentes tradiciones: musulmana, cristiana y sikh. Las interesantes aportaciones de los ponentes nos permitieron comprender que el objetivo de todo ayuno o abstinencia tiene mucho que ver con la relación que el ser humano establece con la divinidad. Para el representante del cristianismo, Mario Ciccorossi, el ayuno o abstinencia en dicha tradición no representa una obligación, ni necesariamente se relaciona con el alimento (es posible ayunar o abstenerse de otras cosas, relaciones…), pero sí que supone una práctica que acerca a Dios en tanto que vacía y, por lo tanto, construye un espacio capaz de advertir la presencia sutil de la divinidad. El representante del islam, Mehmet Siginir, subrayó la estrecha relación conceptual del ayuno entre las comunidades musulmana y cristiana, exceptuando algunas diferencias notables, como, por ejemplo, que en islam esta práctica es obligatoria (exceptuando casos concretos, como la enfermedad). Por último, Dp sing Ackoo, representante sikh, nos acercó a una comprensión diversa del tema. Para el sikhismo existe una clara separación entre espiritualidad y cuerpo físico, que hace que el ayuno no se practique. Pero cabe notar que la abstinencia de carne es una práctica seguida en muchas ocasiones, puesto que se relaciona el animal con un ser creado por Dios y cercano al hombre: esta creencia determina la práctica vegetariana del sikh. En todos los casos quedó claro que el ayuno y/o la abstinencia son unas prácticas espirituales y religiosas que ayudan al ser humano a recordar que su relación con Dios constituye un vínculo que debería estar marcado por la humildad, esto es, por el reconocimiento de la divinidad como ser creador, supremo, que nos antecede.

Notícies relacionades